Tras el congreso de AFEB celebrado el día 2 nos hemos vuelto a casa con una idea clara: la necesidad de evolucionar de las pequeñas ferreterías y la actual evolución de las grandes superficies de compra.

Aunque las grandes superficies estén haciendo de motor del mundo del bricolaje uno de los grandes engranajes siguen siendo las ferreterías. Cuando necesitamos hacer una obra muy grande solemos irnos a hacer esa compra a una gran superficie pero una vez empezamos la obra vamos a nuestra ferretería del barrio a buscar las herramientas que necesitamos, algún material que hemos olvidado o incluso consejo.

Nos ha alegrado ver, por otro lado, que las agrupaciones de ferreteros se están poniendo al día creando una imagen corporativa y modernizándose en todos los aspectos, incluida la venta online.

Al final la clave está en convivir y proporcionar al usuario final un buen servicio en conjunto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *